Artboard 1 copy 6.png

Cómo presentarse en una entrevista de trabajo presencial

Si estás leyendo este artículo posiblemente sea porque tienes previsto realizar alguna entrevista y te gustaría conocer algunos consejos.

En primer lugar, deberemos revisar los documentos que vamos a entregar, ya sea nuestro currículum o la carta de presentación y recordar aquella información que no queremos olvidar exponer durante la entrevista.


Por otro lado, revisar la oferta laboral para identificar las competencias demandadas y encontrar cuáles podrían ser nuestras habilidades más importantes y mencionarlas durante la conversación. Saca a relucir tus cualidades y expone tu vida laboral de manera que resulte interesante para la persona reclutadora.


Si es necesario, practica la presentación previamente o lee el documento en voz alta para prepararte y revisar cuales son los aspectos que podrías cambiar o repasar. Esto no significa que debas memorizar el contenido, no obstante, es recomendable establecer un orden para estructurar la presentación y exponer de manera natural y fluida. Para realizar una hoja de ruta, puedes detallarlo y anotar los puntos principales y llevártelo contigo para ir refrescando la memoria antes de entrar en la entrevista.


Como sugerencia, puedes grabar una simulación de la entrevista para después ver cómo te desenvuelves y qué aspectos deberemos mejorar para crear el impacto que buscas.

No olvides llevar siempre más de una copia del currículum para poder entregar a la persona reclutadora. Esto influirá positivamente y demostrará que eres una persona confiable.

Por otro lado, la comunicación es un elemento fundamental durante una entrevista de trabajo y según los expertos, el 7% de la comunicación es verbal. Con esto, lo que queremos decir es que el 93% de lo que expresamos, lo hacemos a través de la comunicación no verbal.

A continuación, vamos a detallar algunos consejos a tener en cuenta:

Comunicación verbal:

  1. Utilizar un tono correcto y con voz clara. Especialmente con el uso de las mascarillas quedan muy limitadas las expresiones faciales y la compresión del discurso.

  2. Evitar el lenguaje informal o excesivamente técnico durante la entrevista, sobre todo para dirigirte a la persona entrevistadora. Adecúalo al contexto en el que estamos. Evitar las frases que empiecen por “no” y tradúcelo a un lenguaje más positivo y entusiasta.

  3. Respirar de manera fluida.

  4. Responder las preguntas de una manera directa y no diluir lo importante. Posiblemente la persona encargada de la selección de personal deberá entrevistar a más candidatos/as y querrá conocer los aspectos más impotentes de cada uno.

  5. No mentir durante la entrevista porque podemos quedar descartados directamente en caso de sembrar cualquier duda sobre lo que estamos diciendo. En muchas ocasiones, algo negativo puede llegar a percibirse como positivo. Aprovecha al máximo tus cualidades y evalúa tus puntos más débiles.

  6. Contesta con el mismo idioma que la persona entrevistadora. De este modo, será mucho más fácil conectar con ella y que retenga la información más fácilmente.

Comunicación no verbal:

  1. Mantener un contacto visual con la persona que realiza la entrevista. Deberemos evitar mirar hacia abajo u otro sitio que no sea a los ojos de la persona que tienes delante. De lo contrario, puedes dejar entrever los nervios o inseguridad.

  2. No hables en exceso durante la conversación ni interrumpas al entrevistador.

  3. Mantén una postura adecuada, mostrando confianza y evitando posturas incomodas.

  4. Escucha atentamente las preguntas que se te formulan y responde acertadamente a ellas.

  5. Controla los movimientos repetitivos con las manos o los pies. Evita estar con los brazos cruzados o gesticular con las manos en exceso.

  6. La puntualidad. Procura llegar con antelación y así disponer de un tiempo extra para relajarte antes de entrar en la entrevista. Seguro que de este modo, podrás realizar la entrevista con más naturalidad y tranquilidad.



En muchas ocasiones, nuestro lenguaje no verbal se realiza de forma inconsciente y nos puede jugar alguna mala pasada porque es el perfecto espejo de nuestras emociones. Por este motivo, es importante tener en cuenta algunos de estos aspectos y tener un mayor control durante la entrevista de trabajo.


¡Mucha suerte!





#empleo #connectett #entrevistatrabajo