Artboard 1 copy 6.png

Encontrar empleo después de los 50

Los prejuicios relacionados con el talento senior es uno de los graves problemas que se enfrenta nuestra sociedad, ahora mucho más agravada por la crisis económica derivada de la Covid-19. Se calcula que las personas mayores de 50 años son uno de los colectivos más afectados por el desempleo y la cifra de parados ya asciende el millón.


La edad suele ser mirada con recelo y, en muchas ocasiones, se enfrentan a prejuicios y clichés. Tal vez, unas competencias desfasadas o la falta de habilidades digitales son algunos de los prejuicios que se enfrentan las personas mayores de 50 años para encontrar una oportunidad laboral.


Según un reciente estudio, existe un elevado porcentaje de los currículums de personas con más de 55 años, que son descartados automáticamente por el personal de reclutación y muchos de ellos llevan más de 4 años sin tener ninguna oportunidad laboral.


Desde Connect Ett confiamos en el talento y entusiasmo, independientemente de la edad. El conocido como talento senior aporta muchos años de experiencia, buenas habilidades para la resolución de problemas, ética laboral, capacidad de liderazgo, buen juicio basado en su experiencia, madurez y estabilidad emocional para enfrentarse al día a día de la empresa y a posibles conflictos.


Nosotros confiamos en poder realizar un cambio para luchar contra la discriminación por edad y valorar a todos aquellos perfiles con más dificultades para encontrar un empleo, ya sea por edad, por experiencia, por sexo o raza.


Consejos para encontrar empleo después de los 50:


Es importante la formación y estar actualizado

La formación debería ser un elemento continuo para estar al día y adaptarse a los constantes cambios del mercado laboral (siempre que sea necesario). Es una señal para demostrar que estás en posición de aprender cosas nuevas.


Adapta tu currículum según la oferta

Debemos descubrir cuáles son las exigencias de las ofertas y encontrar las conexiones con nuestro perfil. Es importante actualizar nuestro CV y respaldarlo con una carta de presentación sólida. Enfócate en las experiencias laborales más destacadas de los últimos años y busca las coincidencias con las habilidades que el reclutador está buscando.


Potencia la experiencia en el CV

La trayectoria profesional es uno de los valores añadidos a tener en cuenta para un posible proceso de selección. Explota al máximo la experiencia y expone todos aquellos aspectos y logros que has realizado. Para muchas empresas es imprescindible contar con un personal preparado poder llevar a cabo la actividad profesional.

Ser flexible

A día de hoy, la flexibilidad es una de las competencias más buscadas en el mundo laboral y los profesionales de selección valoran muy positivamente. La flexibilidad impulsa la motivación y fomenta un entorno de trabajo más favorable. Además, una persona flexible sabe adaptarse a los cambios, a las nuevas situaciones y adquiere nuevos conocimientos.


Explota las competencias digitales

Estar al día de las nuevas herramientas digitales es imprescindible para estar bien actualizado, de lo contrario, podría suponer una gran barrera. Actualmente, después de la crisis ocasionada por la Covid-19, las herramientas digitales están cobrando más fuerza que nunca y en muchos procesos de selección, se realizan a través de herramientas 4.0.


Ser optimista

Afrontar el proceso de búsqueda de empleo con una mentalidad positiva contribuye a soportar el esfuerzo que implica. El pensamiento positivo favorece a sostener el equilibrio emocional en momentos de incertidumbre y promover resultados más positivos.


No descartes el trabajo temporal o de tiempo parcial

Dar la bienvenida a todo aquello que mejore nuestras posibilidades para ser contratados es algo a tener en cuenta. No descartar nunca aquello que podría ser una nueva etapa profesional.